19 de septiembre de 2016

¿Por qué es importante la arquitectura comercial en el sector retail?

La arquitectura comercial tiene que ser un espacio agradable en donde el cliente se sienta cómodo a la hora de comprar.
El futuro de los negocios pasa por crear una identidad propia que combina la belleza arquitectónica y funcionalidad para que el producto pueda ser vendido a un cliente. En ese sentido, la arquitectura comercial tiene que ser capaz de crear un espacio integrado con el entorno en el cual los clientes se sientan cómodos a la hora de tomar las decisiones de compra.

“Una tienda o punto de venta es un componente más de una estrategia comercial, cuyo objetivo es facilitar e impulsar la venta. Como todo proyecto, debe partir de un presupuesto previamente definido para garantizar la rentabilidad y el tiempo de retorno esperado”, refirió Roger Evangelista, gerente de Arquitectura Comercial.

Evangelista, señala que la arquitectura comercial busca crear una experiencia de compra única y memorable que inicia desde un buen diseño de fachada y sus escaparates externos, los cuales deben atraer e invitar al shopper a ingresar a nuestra tienda.

“La identidad del punto de venta, el layout (distribución interna de espacios), el visual merchandising y su comunicación, ayudarán al consumidor a conocer la tienda, facilitar la ubicación de los productos y comunicarle las promociones. Así, hacemos que la misión de compra del shopper sea amigable, simple y memorable”, sostuvo el gerente de Arquitectura.
Asimismo, puntualizó que la tendencia de los retailers peruanos es profesionalizarse, planteando diseños de layout correctos para definir estrategias de tráfico interno, organizando bien los espacios para impulsar ventas cruzadas y estandarizando la fachada para dar unidad a sus puntos de venta.

“El ingreso de retailers internacionales que vienen con más experiencia y técnicas muy profesionales de store planning, visual merchandising y diseño de exhibiciones, obliga a los minoristas peruanos a nivelarse para poder competir”, afirma Evangelista.

En cuanto a sus formatos, para el gerente de Arquitectura Comercial, cada uno de los espacios (isla, tienda, departamental o supermercado) dentro de la arquitectura tiene diferentes funciones y, por tanto, diferentes características, así como también distinta complejidad.

A continuación, analizaremos cada uno de estos formatos:

• Islas: Tienen dimensiones muy pequeñas. El reto es optimizar los espacios y exhibiciones; generalmente, están dentro de centros comerciales, por lo que el diseño debe concentrar los requerimientos visuales del mall y de la marca, y sumado a ello hacerla funcional, que permita la movilidad suficiente para poder trabajar dentro de ella. También, hay que considerar una arquitectura resistente, ya que está muy expuesta a golpes por el tráfico constante en los pasillos.
• Tienda: Aquí, ya podemos realizar un trabajo de layout o de store planning. Generalmente, se tienen pocas categorías y toda la arquitectura del punto de venta comunica la identidad de la marca o producto que vende.
• Departamental: Por el tamaño, es indispensable desarrollar un store planning; la arquitectura es un paraguas que debe mantener unificada la imagen de la departamental, y debe tener identidad propia para atraer al shopper objetivo, pero con el gran reto de que, internamente, conviven muchas marcas con sus córneres que tienen sus propios conceptos de diseño y arquitectura.

• Supermercado: Requiere distribución de espacios y categorías con una lógica de tráfico que permita el mayor recorrido por el local, prácticas de visual merchandising y señalización. La arquitectura debe permitir el impulso de compra y trabajo de ventas cruzadas. Cada supermercado debe mantener la misma lógica en su cadena de tiendas para que al shopper le sea indistinto el lugar en que se encuentre e identifique rápidamente los lugares donde se ubican los productos que quiere comprar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario